Sagales.com utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que lo aceptas

Más información
  1. inicio
  2. noticias
  3. SAGALÉS IMPLANTA MEDIDAS DE PREVENCIÓN PARA PROTEGER A CONDUCTORES Y USUARIOS

30Marzo2020

SAGALÉS IMPLANTA MEDIDAS DE PREVENCIÓN PARA PROTEGER A CONDUCTORES Y USUARIOS

Sagalés ha puesto en marcha una batería de medidas de prevención enfocadas a la contención de la propagación del Covid-19. Dada la crisis sanitaria actual, el operador trabaja día a día para minimizar el riesgo de contagio tanto de sus conductores como de los usuarios que han de utilizar el transporte público por causas de fuerza mayor. 

Además de suministrar gel hidroalcohólico, guantes y mascarillas a todos los conductores, se han instalado mamparas de separación en la flota de vehículos para aislar lo máximo posible el habitáculo del conductor. Se trata de una cortina transparente, de instalación muy sencilla, que impide cualquier trasvase de fluidos y que permite al conductor desarrollar su actividad con total normalidad y protección.

Además de esta separación con vinilo blanco transparente, se han puesto en marcha otras medidas enfocadas a fomentar la no interacción entre conductor y usuarios: acceso al vehículo por la puerta trasera, bloqueo de los asientos delanteros, solo se puede acceder al bus con tarjetas multiviaje o no es posible realizar cambios de títulos mientras dure esta situación. 

Con el objetivo de evitar aglomeraciones a bordo del bus, se ha limitado, también, la ocupación máxima de la flota, a 1/3 de su capacidad, dejando también espacios de seguridad entre los ocupantes. 

Por último, en lo referente a la higiene y desinfección de la flota y estaciones, se han reforzado todos los protocolos de limpieza. La desinfección interior del vehículo se hace mediante cañones de ozono y, además, se refuerza la limpieza de aquellas zonas del vehículo de mayor roce. 

Sagalés trabaja día a día para adecuar su actividad a las recomendaciones de las autoridades sanitarias para proteger tanto a conductores y personal de operaciones como a los usuarios que han de desplazarse y no pueden aplazar su movilidad.